RIESGOS LIPOSUCCION

Una liposucción o lipectomía por succión es una técnica quirúrgica y como toda cirugía lleva implícito unos riesgos como son: la anestesia, el  sangrado y las posibles infecciones.  Los riesgos dependerán del tipo de liposucción y la técnica que utilice  el dermatólogo o cirujano que lleve a cabo la liposucción.

Si el candidato es una persona que goza de buena salud, el cirujano es un profesional experimentado, la clínica posee el instrumental necesario y las condiciones de higiene son adecuadas, estos riesgos se reducirán a un mínimo. Aún así, es necesario conocerlos.  Estos riesgos son:

  • Cicatrices. Después de una liposucción, quedarán pequeñas cicatrices que son el resultado de las pequeñas incisiones que se han hecho para introducir la cánula de liposucción. La destreza y experiencia del cirujano serán claves para que estas incisiones se realicen en aquellos lugares que después no se verán, incluso cuando se usa bikini.
  • Pliegues de la piel. La posibilidad de que queden pliegues en la piel es generalmente la consecuencia de un profesional sin experiencia en la técnica de la liposucción. Aunque es poco frecuente, después de la liposucción podrían quedar pliegues o caídas de la piel que pueden resultar muy antiestéticas. En estos casos, es probable que el paciente deba ingresar de nuevo en el quirófano para que le quiten estos pliegues o colgajos (esto se haría a través de una abdominoplastia).
  • También se han evidenciado cambios de pigmentación en el área tratada (que se acentúa tras la exposición al sol).
  • Asimetría. Cuando se liposuccionan los muslos, brazos, tobillos o rodillas, es necesario que los resultados sean similares en ambos miembros. Si después de la operación los contornos se ven distintos, sería necesaria una segunda cirugía para lograr la simetría.
  • Irregularidades en el contorno:  Existe la posibilidad de que la cánula produzca daños estéticos permanentes en la piel y que ésta aparezca con manchas que podrían ser permanentes.
  • Insensibilidad. Después de la liposucción, es posible padecer de insensibilidad temporal o permanente en la zona de la liposucción.  También podrías tener una irritación temporal en el nervio.
  • Infecciones: Las infecciones graves son poco comunes, pero si ocurrieran, podrían requerir tratamiento quirúrgico con el posible riesgo de cicatrices.
  • Perforaciones internas: Cuando la cánula se introduce muy adentro del cuerpo, es posible que produzca perforaciones internas.  Estas perforaciones podrían requerir cirugía adicional para curarlas y podrían incluso ser fatales.
  • Acumulación de fluidos. La acumulación de fluidos es poco frecuente. Aún así, cuando ocurre, deben drenarse para que no produzcan daños en la piel o infecciones.  También es posible que se formen pequeñas bolsas de fluido bajo la piel, especialmente después de un tratamiento con ultrasonidos.  Estas bolsas de líquido deberían poder drenarse con una aguja.

Los riesgos de la cirugía de liposucción se reducen notablemente si el cirujano es un profesional capacitado y cuenta con la necesaria experiencia. Asegúrate que es así, ya que el éxito de la operación dependerá de ello.

Antes de la liposucción, habla con tu cirujano para que te diga cuáles de estos riesgos son los más aplicables a tu caso.  La comprensión de los posibles riesgos y beneficios te ayudarán a determinar si realmente quieres hacerte una liposucción.