¿Cómo afrontar que los resultados no sean los esperados?

A pesar de que la liposucción es una intervención de cirugía estética que produce buenos resultados y suele satisfacer a los pacientes que se someten a ella, existe la posibilidad de que no consigamos los resultados que estábamos esperando. Ante esta situación, es muy habitual que nos sintamos frustrados, enfadados o deprimidos. Vamos a dar una serie de consejos que pueden ayudarnos a pasar por esta situación:

  • No desesperes: Los verdaderos resultados de la operación tardan en aparecer. La hinchazón, los hematomas y las cicatrices tardarán unos meses en desvanecerse. Por ello, debes ser paciente y esperar, ya que irás encontrándote mejor cada día. A pesar de que resulta muy frustrante haber pasado por una intervención quirúrgica y no obtener a corto plazo los resultados deseados, es algo normal tras la liposucción que deberemos estar dispuestos a pasar.
  • Analiza tus expectativas: Si una vez tienes a la vista los resultados reales de la operación, sigues pensando que no son lo que esperabas, analiza qué pretendías conseguir y por qué. Puede que encuentres que estabas esperando resultados que la operación no podía ofrecerte o que tu insatisfacción proviene más de causas emocionales y psicológicas.
  • Consulta a tu cirujano: Si tras analizar tus expectativas, sigues creyendo que éstas eran realistas y la operación no ha ofrecido los resultados prometidos, consulta a tu cirujano. Él podrá decirte si los resultados son correctos o si ha habido algún problema con la operación. También podrá recomendarte otras intervenciones que puedan mejorar el aspecto de la zona tratada si no se han obtenido los resultados que deseabas.
  • Acéptate a ti mismo: Después de hablar con tu cirujano y que te haya explicado las opciones o la falta de ellas, quizá debas aceptar que no es posible lograr la mejora que buscabas y que la cirugía estética tampoco puede hacer milagros. Explora la causa de tu insatisfacción. Es muy posible que encuentres que tienes problemas para aceptarte a ti mismo, que basas demasiado tu autoestima en el plano físico o que experimentas conflictos para aceptar los cambios naturales de tu cuerpo. Si no consigues llegar a un equilibrio y aceptarte, podrías plantearte la posibilidad de acudir a un psicólogo que te ayude a elevar tu autoestima.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR