LIPOSUCCION DE TOBILLOS

Los tobillos finos y delgados estilizan las piernas, mientras que los tobillos gruesos, hacen que las piernas parezcan más gruesas.  La grasa localizada en tobillos suele tener un origen genético, por lo que el ejercicio y la dieta no suelen ser eficaces para eliminar esta grasa.  La liposucción de tobillos es la fórmula más apropiada para este fin. En esta operación, el cirujano deberá succionar el exceso de grasa como si fuera un romboide, para simular la anatomía del tobillo. De esta manera, la luz producirá sombras verticales que proporcionarán un efecto óptico de mayor ligereza. Además este tipo de liposucción hará más visible el aspecto estético que causa una pierna bien musculada.

En una liposucción de tobillos, solo se puede aspirar una cantidad de grasa limitada y por ello no se utiliza una bomba de aspiración ni una cánula. Dado que la zona es pequeña, se utiliza una jeringuilla, que ayuda a hacer esta liposucción con mayor precisión. Esto es muy importante ya que la cantidad de grasa extraída dará al profesional una idea de proporcionalidad entre pantorrilla y rodilla.

Una vez terminada la operación, se aplicará un vendaje elástico que irá desde la raíz de los dedos hasta las rodillas y se indican ejercicios de flexibilidad que ayudarán a que la piel tome su nueva forma.

Las zonas de los tobillos en las que más habitualmente se requiere una liposucción suelen ser las caras laterales de los tobillos.

Para que los resultados de una liposucción de tobillos sea lo más exitosa posible, el cirujano deberá realizarla con mucha paciencia y sin perder nunca la referencia del conjunto de toda la pierna, para lograr así una buena armonía de toda la pierna.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR