Lipoescultura para pacientes sometidas a una mastectomía.

Existe una nueva técnica de reconstrucción mamaria para aquellas mujeres que han sufrido la extirpación de un pecho como consecuencia de un cáncer.

Tradicionalmente, la reconstrucción del pecho de una mujer era una intervención muy compleja que exigía largas temporadas en el hospital y duras sesiones de recuperación postoperatoria hasta que la paciente volvía a su vida normal. Sin embargo, ha aparecido una nueva intervención que podría permitir la reconstrucción del pecho de una manera mucho más sencilla y eficaz, aunque todavía se trata de una técnica novedosa, con lo que todo ello conlleva.

La técnica consiste en la utilización de la propia grasa de la paciente para la reconstrucción del pecho, por lo que se reducen las posibles complicaciones que pueden traer las prótesis mamarias, entre ellas la contractura capsular, endurecimiento del pecho, posible rotura del implante, pérdida de sensibilidad, posible rechazo o incompatibilidad. La grasa se obtiene de la propia paciente a través de una liposucción, en aquella parte del cuerpo que paciente y médico decidan.

Después de tratar esta grasa de la manera adecuada, se puede reimplantar y utilizar para la reconstrucción del pecho de la paciente que podrá volver a su vida normal en mucho menos tiempo del que sería el habitual con otro tipo de reconstrucción mamaria.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies