Liposucción para tratar el linfedema.

La acumulación de líquido linfático en los tejidos de un paciente causa el linfedema, que puede ocurrir cuando los vasos linfáticos están deteriorados o cuando se quitan los ganglios linfáticos. La mitad de todos los pacientes con cáncer de mama que optan por una mastectomía preventiva desarrollan el linfedema, esto sucede porque la técnica utilizada en la cirugía incluye la eliminación de los ganglios linfáticos de las axilas.

El linfedema es una enfermedad que potencialmente puede incapacitar a una persona y que en etapas avanzadas puede tener muchos efectos graves en el cuerpo. El primer signo que tienen los pacientes que sufren de linfedema es el aumento del tejido graso que se deposita en sus brazos. Esta acumulación puede ser muy dolorosa, causando inflamación y pérdida de movimiento en el brazo.

Si el linfedema se detecta temprano, se puede tratar por masajes. Si el linfedema avanza, estos tratamientos tradicionales pueden no funcionar. En las fases avanzadas de la enfermedad, los tejidos grasos son tan importantes que la cirugía puede ser la única solución. La cirugía tradicional consiste en la extracción de grandes porciones de la piel y del tejido dejando una gran cicatriz. Está en estudio si un procedimiento menos invasivo como la liposucción puede ser usado efectivamente para reducir el linfedema del brazo.

En la liposucción de brazos se realizan solo entre 3 y 4 pequeñas punciones que dejan cicatrices mínimas. La liposucción de linfedema del brazo se ha realizado en el Departamento de Plástica y cirugía reconstructiva del hospital Universitario Malmö, en Suecia durante más de 17 años y en los últimos años se realiza también en 6 de los 7 hospitales universitarios de Suecia. Los pacientes son controlados una vez al año para proporcionar información científica. Hasta ahora, no se han registrado datos negativos, ni de recurrencia del linfedema hasta la fecha. Animados por estos datos, recientemente se ha comenzado a tratar el linfedema de la pierna, de acuerdo con los mismos principios. Los datos preliminares muestran una reducción de la inflamación completa en estos pacientes.

Fuente principal: The University of Arizona

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies