Liposucción -vs- bypass gástrico

La liposucción y el bypass gástrico son dos intervenciones quirúrgicas que están relacionados con el peso, o mejor dicho, con el sobrepeso de un paciente y con la acumulación de grasa en su cuerpo. El objetivo final que persiguen ambas operaciones es reducir o quitar esa grasa sobrante del paciente, aunque como veremos más adelante, una lo hace de forma directa y la otra lo hace de forma indirecta. Aunque ambas cirugías buscan la reducción de grasa, estas dos intervenciones tienen muy poco que ver y realmente persiguen objetivos y tratan problemas muy distintos.

La liposucción es una intervención puramente estética en la que a un paciente se le retira la grasa acumulada de una determinada parte del cuerpo a través de unas diminutas incisiones. A través de estas incisiones, se le introduce una cánula que servirá para aspirar la grasa acumulada del cuerpo. Es importante entender que la liposucción no evita que el paciente pueda recuperar de nuevo la grasa que se le había retirado si el paciente no se cuida.

El bypass gástrico tiene un fundamento médico más que estético, ya que se realiza a pacientes con obesidad mórbida y que no han conseguido eliminar esta grasa a través de dietas y ejercicio. El bypass gástrico consiste en la reducción del estómago del paciente. Se trata de una cirugía mayor, ya que esta cirugía exige llegar hasta el estómago y cortar una parte del mismo. De esta forma y gracias al bypass gástrico, se consigue reducir de manera notable el apetito del paciente y con ello se consigue que éste reduzca su consumo de alimentos, adelgazando de forma “natural” y sin otras intervenciones. De esta forma, el bypass gástrico no elimina o quita la grasa sino que reduce el estómago para que el paciente coma menos.

El bypass gástrico tiene riesgos importantes y por lo tanto no debe de utilizarse en aquellos casos en los que no sea estrictamente necesario. Sólo es recomendable en aquellos casos de extrema obesidad en los que se ha probado todo tipo de dietas que no han funcionado.

Resumiendo, la liposucción es una intervención puramente estética que se puede realizar para eliminar parte de la grasa acumulada por un paciente y nunca resuelve la obesidad. La liposucción no está indicada para personas obesas. Por otro lado, el bypass gástrico es una intervención quirúrgica mayor sólo recomendable en aquellos casos en los que el exceso de peso es muy importante, y está encaminada claramente a resolver un problema de obesidad.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies